jueves, 2 de junio de 2011

SÓLO POR LA VIDA...


Aquí, sólo por la vida, sin saber por quien corresponder, por quien amar, por quien correr y a sus brazos llegar, recuerdo mi Trujillo querido, aquel donde también me enamoré, por sus calles caminé acompañado y muchas veces sólo, decidiendo salir para empezar una nueva vida en la que pueda conocer quizá al amor de mi vida, aquella mujer de sencillez por la cual atento estar y siempre pensar, amándola y deseándola para toda mi vida o por los pocos años que me queden, sólo por ella pensar, y tantas cosas bellas decirle al oído susurrandole mis sentidos, y a sus pies caer como mariposa en flor se posa, sólo en ti pensar, sólo en ti morir y sólo por ti sentir...

Adiós mi Trujillo querido que no pienso volver hasta triunfar y por tus calles nuevamente andar pero con la mujer de mis sueños, con aquella quien será mi compañera y poder enseñar sitios de encanto por los cuales de muchacho pasé y visité...

Nikolai L. Kaufmann

No hay comentarios:

Publicar un comentario