domingo, 3 de abril de 2011

SUSÚRRAME AL OÍDO...


Cuando me susurres al oído, te escucharé, esperando me digas cuanto me amas, porque yo aún no me olvido de ti, eres la mujer que abrió mi corazón para conocer el verdadero amor, tú que en silencio me obserbavas y hoy ya no estas más, me enseñaste a olvidar penas y tristezas, espero escuchar tu voz al oído, es una nostalgia con la que hoy vivo...

Si tu amor se va, en mí quedarás... Adiós... y que seas feliz!

Nikolai L. Kaufmann

No hay comentarios:

Publicar un comentario