jueves, 31 de marzo de 2011

ESPERÁNDOTE...

Cuando te pienso y sin saber quien es, veo todo tu ser a mi alrededor, siento ser el hombre más feliz sobre este mundo, son días que no escapan de no pensarte a cada instante, de querer sentir tu aroma a mujer sensual dulce, cariñosa y única que tendrán mis labios junto a los tuyos para besarlos y sentirte parte de mi... Mi enamoramiento es para ti, y sólo hoy pienso en encontrame contigo algún día y puedas leer esto que te escribo, a quien amaré y desearé ser tuyo para siempre, y por toda esta vida, entregándome completamente. Estando hoy sólo y caminando por la vida, sé que mi camino me tendrá alguien especial, alguien con quien ver el mundo y vivirlo, pasar noches intensas de amor y romance, y regalarte una rosa roja y decir cuanto tiempo esperaba esto, cuanto deseaba tenerte y darte todos mis sentimientos.


Me encanta la naturaleza, los campos, el bosque, la vida natural, algún día desear ir contigo y correr por esos campos llenos de verdor, ríos por donde a sus orillas caminar y sentir sus frescas aguas mojándonos a los dos sentados sobre una piedra mirando la bella naturaleza, poder escribir nuestros nombres en los árboles...


Es tan intenso este sentimiento en esta noche de soledad, como las que paso, escuchando una canción que es parte de mi inspiración, estando hoy en una ciudad bulliciosa y agitada como es esta, la conocida Lima, puedo en esta noche escribir a la mujer con quien caminaré por el sendero de la vida, encontrándonos por los pasillos del amor y poder navegar por las aguas que inundan con amor a nuestros corazones; inspirado me encuentro, por sentir decir todo esto, sintiendo que pronto dejaré esta soledad atrás, que me acompañó por buen tiempo y me hizo ver que el amor puedo conocer, que no se acaba la vida, que el amor estará para los dos...


Una noche como hoy siendo las 11:53pm te escribo, pensando en los próximos días que vendrán y nosé, ni sabré hasta el momento en que nuestras miradas se crucen y podamos sentir los dos, que somos la pareja ideal...



Nikolai L. Kaufmann

No hay comentarios:

Publicar un comentario